Victima - maltratado/a - Esencias florales nuevo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Victima - maltratado/a

Fórmulas
Lo lleno no atrae al vacío, el sobrante de lo lleno, lo que rebalsa, circula y fluye hasta encontrar un recipiente donde habitar. Y es el vacío del recipiente, el que lo deja entrar. Si este estuviera lleno, pasaría de largo.
La lluvia va llenando la tierra, y esta se desliza como agua por las grietas y por el vacío de la misma.
Lao Tsè escribió en el Tao te King, en el capítulo 11: El Vacío
“Treinta rayos convergen en el centro de una rueda, pero es su vacío lo que hace útil al carro.
Se moldea la arcilla para hacer la vasija, pero de su vacío depende el uso de la vasija.
Se abren puertas y ventanas en los muros de una casa, y es el vacío lo que permite habitaría.
En el ser centramos nuestro interés, pero del no-ser depende la utilidad.
Quede claro que la Víctima representa siempre el vacío en una relación, y el perpetrador-ayudador a lo lleno. Se entienda también que no existe una sin otra.
Pero es la Víctima la que atrae al Perpetrador, y en la mayoría de los casos lo genera con el tiempo. Aunque no sea su verdadera naturaleza.
Recuerden que el sordo siempre atrae cerca de él a alguien que grita, aunque no sea gritón. Una persona puede hablar fuerte, pero solo grita cuando siente que no le escuchan.
Nos transformamos para mantener la relación. Hasta adoptamos papeles que no están en nuestra propia naturaleza.
Demostremos esto-
Tomemos una pelota de plástico/ goma tipo piñata de cumpleaños, pero no la inflemos del todo. ¿Si le tiramos una piedra, que ocurre? Como no está llena, la recibe, el globo se hunde y absorbe la piedra. Pero no es parte de sí misma, es de otra naturaleza, pero igual la acepta. La única forma en la que pueda expulsarla es inflándose más, y allí sale de su territorio, hacia afuera.
Si se mantiene inflada, al tirarle otra piedra, rebotaría en ella. O se rompería, todo depende de su resistencia.
Así es la relación entre lo vacío y lo lleno.
Así es la relación entre las Víctimas y los Perpetradores, maltratadores.
Es más factible que puedan convivir una Víctima con un Perpetrador, que dos víctimas, o dos maltratadores.
Suele darse que en el primer caso, se reciclen y muchas veces alternen sus roles, convirtiéndose en Victimas y Perpetradores de forma alternada. Permitiendo en este caso la convivencia.
Cuando en el hemisferio sur es invierno, en el norte es verano. Y viceversa.
Eso permite la vida.
¿Qué piensan que pasaría si en el Sur y en el Norte fueran verano o invierno al mismo tiempo? Eso exterminaría toda vida posible en el planeta.
Es por ello que es muy difícil que dos víctimas o dos maltratadores puedan convivir, salvo que alternen sus papeles.
Es muy difícil que alguien pueda dejar de maltratar a otro, si este siempre juega el papel de víctima.
En el caso de las parejas que conviven desde hace mucho tiempo, se da la cuestión de que cada uno puede tener su manera de ser lo que es, de forma alternada. Cada uno tiene su forma de ser Maltratador, y su forma de ser Víctima. A tal punto que fácilmente uno se puede convertir en el otro rápidamente. Alternando los papeles, cada uno a su manera. Si esto no llega a mayores puede seguir por toda la eternidad. Cuando alguien sale lastimado de verdad, la relación puede terminar, llevando a convertir al otro en su opuesto extremo.
Cuando alguien juega el papel de víctima durante mucho tiempo, y al punto de tener que ceder ante lo más bajo, repugnante y denigrante, puede invertir su rol, de una forma estrepitosa, convirtiéndose en el peor Perpetrador, Maltratador que pueda existir. Esto es muy peligroso y puede engendrar violencia casi ilimitada. Como fue el caso del Odontólogo Barreda, que ante el destrato continuo de esposa e hijas durante mucho tiempo, un día dejo de ser víctima y los mato a todos.
Por eso se dice en Constelaciones familiares que una Víctima es un asesino en potencia.
También está el caso del que nunca se rebela ante la situación, y es cuando esta empieza a tomar forma y posición dentro de la persona, produciendo problemas territoriales, espaciales, primero fuera y luego dentro como habíamos recién mencionado. En estos casos puede tomar forma de tumores, nódulos, canceres.
Alguien me maltrata, durante mucho tiempo o con mucha intensidad, y en vez de defenderme, me someto. Sea por posición económica, por desamparo, porque me la tengo que aguantar, por los hijos, por ser así mi carácter, o por lo que sea- Me siento mal, tengo ganas de matarlo, pero nunca lo hago. Es entonces que el perpetrador empieza a cobrar forma dentro de mí, en forma de enfermedades degenerativas, o lo antes mencionado. Comienzo a ser Victima en niveles de perversión y degeneración física. Una especie de suicidio por permitir demasiado maltrato. En este caso la víctima se transforma en un perpetrador que se agrede a sí misma.
Recuerden también que la figura de “la víctima” está respaldada por la sociedad y aceptada. A puntos tal que una persona puede maltratar verbalmente a otra, generando en esta violencia y a la que van a condenar es al que consolida el maltrato, y a la víctima, la van a apañar y a consolar como si fuera alguien totalmente inocente y sin ninguna parte ni culpa en el tema.
Existe también el pasivo agresivo, que siempre está boicoteando de alguna manera lo que el Perpetrador desea hacer. Se las arregla para demorarle cuando le importa, para que no llegue a tiempo o para que no logre lo que quiere, o gastando demasiado para que no compre lo que ansía, etc. O enfermándose más cuando el otro se enfermó primero. O tiene que operarse también requiriendo atención en vez del que verdaderamente lo necesita.
¿Y el malo, siempre es el otro? ¿El otro es el que debe dejar de ser así? ¿Maltratador y perpetrador?
¿Porque el Perpetrador maltrata?
Porque puede. Porque es gratis. Porque está acostumbrado. Porque lo dejan. Porque no paga consecuencias por sus actos. Porque siempre encuentra una Víctima que saca lo peor de él.
Cuanto más grande es la Victima, mayor es el poder que tiene para generar al peor perpetrador que pueda existir.
Cuanto mayor es el vacío, mayor es lo que lo llena.
Debo dejar de ser víctima para evitar que se acerquen a mí los perpetradores. Para evitar el maltrato.
La victima necesita de un perpetrador para evolucionar, para salir de su rol, de su vacío, para explorar otras regiones de su ser que no hubiera nunca conocido si alguien no le hubiera sometido de alguna manera.
El perpetrador necesita de la víctima, la cual al rebelarse le muestra que hay mejores maneras de lograr lo mismo.
De la misma manera que la naturaleza pasa por los extremos de los solsticios de invierno y de verano para poder mantener la vida del planeta, es verdaderamente, cuando la energía pasa por los equinoccios de primavera y otoño, que puede nutrir la vida del planeta y de las especies, generando alimentos.
Cuando somos como los equinoccios, permitimos la mutua alimentación y evolución. Si siempre somos como los solsticios, siempre nos destruiremos mutuamente.
La victima tiene que transformarse en una persona que recibe ayuda para poder ayudar a otros el día de mañana.
Y el Perpetrador debe transformarse en un verdadero ayudador, para cuando lo necesite, ser ayudado.
Es verdaderamente cuando se halla el equilibrio entre víctimas y perpetradores, transformándose en verdaderos ayudadores y ayudados, que nos elevamos y evolucionamos como seres de una escala superior.
Esta fórmula es ideal para ayudar a salir de la actitud de victima que activa a un perpetrador cualquiera, y en cualquier medio.
Es ideal para ayudar a encontrar una nueva actitud a personas que se sienten sometidas en algún aspecto de su vida, o en relación a alguna persona que ejerce algún tipo de sometimiento y agravio sobre sí.
En reacción a este suceso, se genera el hecho de que fácilmente una persona así se puede convertir en un perpetrador, en alguien “que sin querer queriendo”, genera violencia en los demás hacia sí misma/o.
Ideal para gente que se siente “que siempre está para el cachetazo”.
También para todo tipo de situaciones que se sienten como injustas.
ELABORADA CON FLORALES DE:
Pera: para todo tipo de maltratos, maltratador y maltratado
Dignific: Permite salir del papel de víctima.
Canela:  Reduce la sensación de soledad y el estado de conmiseración. Otorga confianza cálida para interactuar.
Verbena: Conecta con la estima y confianza permitiendo un mejor relacionamiento con todos, pares, docentes, hermanos etc., reduciendo la sensación de sentirse rechazado.
Formula coraje: Fortalece el coraje limpiando el pánico.
Formula de la suerte: limpia la negatividad, que muchas veces genera maltrato alrededor.
Tibuchina: permite ser al 100 por ciento otorgando fortaleza, brillo y seguridad para expresarse y salir de la timidez.
Ruda: limpia cargas extras, negatividades enviadas y o autogeneradas que activan los maltratos.
Preguntas para saber si es para usted:
¿Siente que muchas personas lo están agrediendo últimamente?
¿Fue víctima de situaciones injustas?, ¿rechazo?, ¿agresiones?, ¿violencia?
¿Se sintió victima en alguna ocasión?, ¿suele sentirse así con frecuencia?
¿Siente que en algún aspecto o situación de su vida lo está maltratando?, ¿se siente maltratado?,
¿Siente deseos de agredir al que lo maltrata? ¿o de que le pase algo malo?
¿Siente que no tiene ni fuerza ni coraje para defenderse y cambiar su situación actual?
Cuando sale en un test intuitivo: puede indicar que es necesario revisar su actitud ante la vida y ante su mundo de relaciones. Puede que este interpretando un papel de víctima ante las circunstancias, y no sea lo mejor ni para usted, ni para su mundo de relaciones. Ya que esto le puede conducir a estados de maltrato, o llegar a convertirse en un maltratador.
Es conveniente hacer algo para salir de ese círculo vicioso que se realimenta con su energía, y con su forma de ser. De esta manera, podrá convertir su vida en algo mejor y disfrutar de sus amigos y familia, de una manera más natural y con menos contratiempos, que en este caso usted participaría de la generación de ellos.
Recuerde que también puede participar en la generación de la solución a sus problemas
Regreso al contenido | Regreso al menu principal