Paz mental - Esencias florales nuevo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Paz mental

Fórmulas
La mente suele ser muchas veces como un mar embravecido, en el cual respondemos a la vida desde allí, desde el estado de excitación, nerviosismo y ansiedad. En muchos casos, estos estados producen los más variados síntomas como ser insomnio, incoherencia, alteraciones de la memoria, etc.
El dialogo interno por ejemplo es uno de los estados más torturantes a nivel mental.  Esta fórmula ayuda a calmar la mente y el dialogo interno.
Para cuando hay exceso de pensamientos y uno no puede parar la cabeza Calma y paz Mental.
ELABORADA CON FLORALES DE:
Pensamiento azul: Calma la mente
Campanilla Lila: Te ubica como testigo de las situaciones.
Perejil: Calma la mente y conecta hacia arriba.
Pata de buey Rosada: Reduce la obsesión, cuando los pensamientos son como discos rayados y no se los puede parar.
Flor de la Paz: Para cuando hay agobio por tanto que hay que hacer, otorga paz.
Tuna: Desacelera, para aquello que quieren con su impaciencia forzar las cosas para que salga todo más rápido.
Tomate cherry: Calma el dialogo interno, para cuando la mente pareciera tener vida propia.
Preguntas para saber si es para usted:
¿Tiene pensamientos repetitivos que no puede parar? ¿Le cuesta calmar su mente?
¿Hay algún problema que lo preocupa obsesivamente y no lo puede sacar de su cabeza?, ¿suele ser a menudo así?, ¿ideas fijas?, ¿obsesivas?
¿La sigla TOC, le dice algo?, ¿fue alguna vez diagnosticado así?
¿Tiene mucho dialogo interno?, ¿esto lo tortura?
¿Está con exceso de pensamientos y no puede pararlos?
Cuando sale en un test intuitivo: es probable que usted esté preocupado o con exceso de pensamientos. A veces la mente es un torbellino que no para nunca. Y eso suele ser debido, salvo excepciones, a que solo hemos practicado para tener la mente en movimiento y no en calma. Quizás sea necesario empezar a practicar el cómo parar un poco el pensamiento, el dialogo interno. También aparece en casos de obsesión e ideas fijas, estados que es mejor aprender a dominar para que no nos produzcan una vida compleja y llena de sinsabores.
En este caso el enemigo de uno, es la propia mente, el propio estado obsesivo. Es sumamente necesario entrar en calma.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal