Maiz - floralesmisioneras

Vaya al Contenido

Maiz

Elaboraciones > Florales > Nuevas > E-N
Vacío espiritual - plenitud
Resumen: Hambre física versus hambre espiritual.
Preside el proceso de transformación, en el cual un ciclo ha terminado. Pone fin y broche de oro a la tarea que ha concluido o ha llegado al final de una etapa, en la cual todo puede continuar sin que haga falta poner esfuerzo para ello.
La contribución a la vida ya ha dado su fruto.
La flor expande sus granos en forma expansiva, alimentando una nueva forma de vivir.
El vacío, es un síntoma muy parecido al hambre física, pero en un área más sutil.
No hay camino espiritual verdadero sin vacío, donde nada de lo anterior nos satisface. Antes, una simple comida mitigaba nuestra hambre. Hoy, este vacío nos dice que hay espacios que ya no se llenan, ni con comida, ni con sol, ni con dinero. Lo único q calza allí, es plenitud, misión de vida. Certeza.
Este vacío nos dice cuál es el próximo paso que nuestro destino necesita dar. Tan necesario al camino del espíritu, como el hambre física para la supervivencia.
Nos inspira al compartir, a ser generosos, a no tener miedo por perder territorios personales.
Cuando tenemos hambre física, pensamos en comer. Esto está instaurado en las costumbres de la humanidad que hacen a la supervivencia de la especie.
¿Qué hacemos después de comer? dormimos, o nos ponemos en marcha con energía para continuar el dia, ya que le proveimos de la energia suficiente para la actividad requerida.
Pero qué sucede, ¿cuando nuestra hambre es espiritual?. Sentimos un vacío que no puede ser llenado con nada, ya que no suele haber memoria de supervivencia al respecto. Se suscita la depresión, la angustia, la desazón, la tristeza, pérdida del sentido de la vida, al menos como estaba concebida hasta ahora. En fin, todas, emociones de vacío, de baja energía. Y justamente, ellas son por ese motivo de la misma naturaleza.
El vacío espiritual es el que nos conduce a saltar

Este floral tienen tres aspectos importantes:
El físico: ayuda a recuperar el apetito y a asimilar los alimentos. Ideal para la astenia alimenticia, y la falta de hambre. También cuando no nos sacia nada.
Conviene en este caso consumir alimentos nutritivos de rápido metabolismo, ya que estos no engordan.
El social: genera unión entre las razas y las personas, es ideal para fraternizar con grupos de distintas índoles. Trabaja el individualismo y el miedo y agresividad por invasiones territoriales.
El espiritual: trabaja sobre el vacío existencial. En este caso colabora en ir más allá, en hacer, en moverse hacia el “otro lado del mar” (“cruzar las grandes aguas” según el I Ching). El vacío es el motor más poderoso, que nos impulsa hacia la búsqueda de la plenitud espiritual.
También es la traba/ espacio más grande que nos separa de la dicha, de la felicidad, o simplemente de la satisfacción

Abre las puertas a otra octava de existencia, donde se encuentra un camino más pleno.

Avati Kyry (Fiesta del maíz) tradición guaraní:Es una ceremonia anual, que se realiza cuando surgen las nuevas plantas (febrero, marzo) de la sagrada avati moroti (maíz blanco), referencia para el calendario agrícola y religioso. Tiene un sentido de confraternización, reconocimiento y gratitud para los seres superiores que han otorgado buen clima y abundante cosecha.

Tradicionalmente los festejos duraban un mes, en la actualidad se realizan en un fin de semana. El ritual es conducido por el ñanderu, líder y guía religioso, quién al crepúsculo -luego de la bendición del kãguy- comienza la ceremonia con el mborahéi puku o "canto extenso", cuyos versos, que no se repiten, no pueden ser interrumpidos y durarán hasta el amanecer. Luego de cada verso, la comunidad lo repite, los hombres se acompañan con la mbaraka (maraca) y las mujeres con el takuapu (bastón rítmico).
Finalizado el "canto extenso", se realiza la purificación de los alimentos que los participantes habían llevado (mandioca, caña, zapallo, batata, maíz, etc.). A la noche hay cantos y bailes más profano, los kotyhu y guahu. El kotyhu (los kaiowás lo llaman guachire) es preferido por los jóvenes, consiste de versos que comentan la propia fiesta y los atributos de las mujeres y hombres. Los guahu son cantos realizados por las personas mayores, sus versos en general tratan de animales.
La ceremonia, además es la ocasión para el mitãmongarai, ritual donde los niños reciben el tera ka'aguy, su nombre de la selva.

Celebraciones Rituales Mbya Guaraníes
Existen dos ejes fundamentales en las celebraciones Mbya: la llegada de la primavera ÁRA PYAU ÑEMOKANDIRE (el resurgimiento del tiempo nuevo), y el momento de la consagración de los frutos maduros, TEMBIU AGUYJE, que se produce aproximadamente en Enero, celebrando la ceremonia del ÑEMONGARAI. En este último rito se refleja la confluencia de dos hechos relevantes, la consagración de los frutos del guembe –ofrenda masculina- y las tortas de maíz, mbyta –ofrenda femenina-, y la atribución del nombre ritual –ENOI- a las criaturas que dan sus primeros pasos. La celebración del bautismo, OMONGARAI, también puede llevarse a cabo en otras fechas.

“Nemongarai es la fiesta de bendición de los frutos, cada planta que viene nueva se hace bendición. Cuando sale el avachi (maíz), komanda (poroto), jety (batata), manji’o (mandioca), el anda’i (calabaza)."
Dionisio Duarte, Tamanduá.

Ambos elementos, el mbyta y el guembe, representan en ese orden la fertilidad de la naturaleza y el ciclo vital de los hombres.

En el ámbito físico: trabaja síntomas como dolor de espalda, debajo del omóplato irradiando hacia la clavícula al frente, de los dos lados. Dolores cervicales, taponamiento de oídos.

Da mucho deseo de comulgar con la naturaleza, de relacionarse con el todo a través del contacto con la tierra, los vegetales, la pacha mama. Ganas de abrazar los árboles y estar tirado en la tierra, sintiéndose parte de ella. Ayuda a integrarnos con la misma.
El maíz tiene 9000 años demostrados sobre el planeta. A partir de su aparición, el ser humano pudo quedarse en un lugar y adquirir pertenencia sobre la tierra, nacionalidad.
Ya no fue necesario seguir una vida nómada en busca de alimentos y recursos.
Literalmente, el ser humano está, desde tiempos inmemoriales hecho de maíz.
Ideal para trabajar todo tipo de patologías o afecciones que tengan asociado un gran vacío interior.

Cuando sale en un test intuitivo: es señal de algún vacío interior que debe ser llenado con rapidez con aquello que naturalmente es propio.
No con drogas, ni remedios sintéticos, ni vicios, ni comida chatarra. Algo que nutra realmente, tanto el cuerpo, como el alma.
Nada te llena. Insatisfacción.
Puede que esté atravesando una gran depresión o un vacío de difícil salida.
Esto qué está sintiendo, es solo el puente que une dos continentes de tierra firme. Uno. aquel del cual salió, y el otro, al que está por ingresar. Pero por ahora, no está en ninguno de los dos, está en el tremendo vacío que existe en el medio.
Es necesario que salga de allí, que siga avanzando, que confíe en que bajo sus pies aparecerá de nuevo tierra firme.
Ahora está parado en la oscuridad. Seguirá así si se queda quieto.
Avance. Intégrese.

Regreso al contenido