Flor de azúcar - Esencias florales nuevo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Flor de azúcar

Florales > Set de 100 > F
La flor de la dulzura
(Hoya carnosa)
Positivo: Ternura, dulzura, maternidad, paciencia
Negativo: Negatividad hacia los hijos o progenitores. Intolerancia afectiva
Resumen: Refleja el estado floral de las personas que portan cierta agresividad con los demás. Los caracteriza la falta de paciencia y de tolerancia, adquiriendo modales  de característica autoritaria.
Falta de energía maternal. No se ha experimentado la dulzura materna.
Suele estar desubicado el rol entre madres e hijos, el hijo quiere ser la mama, o el papa, etc.
Esta flor otorga mucha dulzura, energía maternal, contenedora, nutricia. Es ideal para sanar el vínculo con la madre.  Te conecta con la energía maternal.           
Para las personas impacientes e intolerantes con niños, adolescentes y adultos.
Para padres y madres muy cansados que sienten como un peso o carga cuidar de sus hijos.  Para cuando hay conflicto con la maternidad.
Comentarios: La sanación de esta flor es doble recíproca.  La debe tomar la madre para sanar su maternidad, aceptarla con dulzura, ternura y paciencia; y el hijo debe tomarla para sentir el efecto contenedor de la flor pues otorga una sensación de protección.
Esta flor se le dio a varias madres y todas manifestaron que se le hacía más liviano cumplir sus funciones y que tenían mucha dulzura y paciencia.
Esta flor es fantástica tomarla para cuando uno tiene que ir de vacaciones, con la familia y el marido (adicto al trabajo).
Colocar en lo bidones y en el agua para mate y tereré, esto facilitará que cada uno tenga mucha paciencia y dulzura disfrutar de la familia.  Indicando un clima espléndido de felicidad y aceptación.
Frase transformadora: “disfruto mi maternidad.” “Estoy llena de dulzura y paciencia.”
Cuando sale en un test intuitivo: puede que usted tenga que estar más atento a lo que necesiten realmente sus hijos, o las personas alrededor suyo, quizás sus empleados o familia. Puede que haya perdido su amorosidad, o que nunca la tuvo.
A veces uno se crio de una forma determinada, y no percibe que quizás los demás pueden aprender de otra manera, sin necesitar tanta hosquedad, brusquedad, etc. Puede que este levantando mucho la voz, o intimidando mucho a los demás no sea el mejor camino. Puede ser producto de la sobrecarga de responsabilidades y deberes.
Quizás esté siendo un poco brusco o agresivo y necesite reforzar su dulzura, para obtener mejores resultados de lo que pide o hace.
Puede haber un conflicto con la madre. En vez de “don de madre”, es un “don de mando”.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal