Flexibilidad - Esencias florales nuevo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Flexibilidad

Fórmulas
Hay personas que constitucionalmente poseen características físicas y mentales muy plásticas y flexibles.
Pero en la vida suele haber situaciones que nos llevan a endurecernos. Claro, salimos de la etapa ideal, de la niñez y de la adolescencia, y nos vamos volviendo cada vez más rígidos, física y mentalmente. Qué curioso que las articulaciones se empiezan a endurecer mas y cerrarse de apoco a partir de los 16 años.
En este caso nos referimos a la capacidad mental de ponernos en lugar del otro, y de adoptar un punto de vista en el cual uno pueda ceder en función del afecto, o de la razón.-
Por ello usamos esta fórmula para las personas rígidas, tanto en cuerpo como en mente.
Componentes:
Santa lucia: Ayuda a ver el camino a tomar, mejora la visión, permite abrirse dejar de ser obtuso, obcecado, amplia la mirada y con ello uno abarca mas
Zanahoria: para abrirse a nuevas perspectivas, salir del propio centro, y levantar la vista, para abarcar ampliamente todo el panorama, y salir de la tozudez, terquedad y obcecación.
Tilo: relaja zona de lumbares y flexibiliza bajando un cambio, reduce la impaciencia, el apuro, el que “quiere todo ya”.
Lirio: para los rígidos, inflexibles, duros, recios faltos de flexibilidad en su forma de ser, andar, cuerpo y pensar. Gente estructurada y tozuda.
Preguntas para saber si es para usted:
¿Se suele sentir rígido, duro físicamente?  ¿Le cuesta elongar, estirarse?
¿Es de adoptar posturas mentales fijas, rígidas?
¿Le cuesta ponerse en el lugar del otro?
¿Suele sufrir de dolores en las rodillas? o alguna otra articulación?
Cuando sale en un test intuitivo: es necesario que adoptemos una conducta más flexible, que trabajemos en ver que es lo que el otro piensa y siente. Es señal de que hemos adoptado una actitud/conducta rígida, y que tenemos que flexibilizar tanto nuestro cuerpo como nuestro criterio. Recuerde que puede que el otro también tenga un porcentaje de razón, ya que nadie maneja la verdad absoluta.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal