Duelo - Esencias florales nuevo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Duelo

Fórmulas
Ideal para ayudar en que acompañan a situaciones de duelo, antes o después de los mismos, no importa el tiempo que pasó.
Esté producido por personas, animales o situaciones de duelo diversas como ser separaciones, partidas, perdida de trabajo, alejamientos, etc.
Cuando estamos de duelo, un lazo con el mundo se ha roto adentro nuestro. El dolor que esto causa es directamente proporcional al grado de profundidad en el que la persona o ser se encontraban adentro nuestro.
Siempre lo peor es el caso de hijos, luego siguen familiares queridos, o animales. También es común un duelo por perdida de trabajo, fortuna, posición económica, etc.
El tema es que cuando algo o alguien está dentro de nosotros está en todos lados. Si no está dentro de nosotros no está en ningún lado. Es así como llevamos nuestro sistema familiar a todo lugar donde vamos. Es así como llevamos nuestro microcosmos, estemos donde estemos. Es bueno recordar esto a la hora de vivir un duelo.
¿Cuando los seres no están con nosotros, o están de viaje, donde habitan?, como nos damos cuenta de que son importantes para nuestra vida?
Simplemente porque siempre los llevamos adentro.
El duelo preside la separación, la ruptura dimensional pero también, un nuevo acomodamiento a la vida, a una nueva forma de vivir. El duelo abre la puerta hacia un mundo no acostumbrado al cual debemos incorporarnos de una forma que podamos ser útiles a nosotros mismos y a los demás.
Esta fórmula ayuda a esa transición, a que sea más fácil y menos dolorosa esta experiencia.
Puede hacer llorar en caso de haber contenido el mismo.
Elaborada con florales de:
Trompeta de Ángel: para el duelo en sí
Jazmín del país: ayuda a limpiar el dolor, llorar
Canela: cuando uno extraña y se siente separado de…….
Campanilla lila: para ponerse más allá del dolor
Rosa blanca: para la tristeza profunda
Al usar este floral, es recomendable hacer un trabajo para acompañar, y aprovechar la oportunidad que este nos da de superar dicho trauma, ya que no son experiencias sencillas de trascender.
Preguntas para saber si es para usted:
¿Perdió algún órgano o parte del cuerpo? ¿Abortos?
¿Termino alguna relación importante que no puede superar o cortar?
¿Hay alguna historia que aún no termino de cerrar? ¿Afectiva, laboral, etc.?
¿Falleció alguien querido? ¿Le cuesta llorar, o siente que faltó un poco más?
¿Hay alguna situación que termino y aun siente que le duele y no puede terminar de cortar?
¿Hay alguien alrededor suyo enfermo o a punto de partir, o de morir?

Cuando sale en un test intuitivo: puede indicar algún tipo de duelo en el que uno se encuentra en este momento.
También un duelo que no se terminó todavía.
Algún tipo de duelo que creemos que hicimos, pero todavía está en nuestro campo energético.
Cuando uno está preocupado por alguien que está por morir.
También puede salir cuando esta próximo el fin de una relación, o quizás ya haya sucedido. Cuando uno perdió algo importante (aunque no haya muerto). Un órgano extirpado por ejemplo, una donación de un riñón, algo querido que hemos perdido, etc..
Además:
Recordemos siempre cuando pensamos en la persona corporalmente ausente, de poner una mano en nuestro corazón y decirle: " Gracias por el tiempo que hemos compartido juntos".
Si uno fuera el que ha partido, como nos gustaría ser recordados, ¿con dolor o con alegría?, ¿de la mejor manera o de la peor? De esa forma como a nosotros nos gustaría ser recordados es como debemos guardar en nuestro corazón a los demás. Y tratar de recordarle como a esa persona le gustaría ser recordada.
Nunca intentemos olvidar a alguien a quien quisimos mucho y ya no está. Un duelo dura al menos 9 meses a dos años, si es de alguien muy querido. No debemos olvidarlo, debemos ubicarlo en nuestro corazón y en nuestra vida de la mejor manera posible. Démosle un espacio en nuestra casa, armémosle un altar, fijémonos en el feng shui en el lugar de los seres queridos o benefactores o ancestros.
¿Qué preferiríamos, que no haya existido, para evitar sentir el dolor que sentimos?
Si agradecemos la existencia de esa persona, aceptemos el dolor, y reubiquemos a esa persona dentro nuestro de una mejor manera que hasta ahora. Y comencemos a sanar y a considerar viva como alma a ese ser que tanto queremos.
¿Existe el alma antes de nacer? ¿Y después de lo que llamamos muerte, existe el alma? Si existe, estamos salvados, y los demás también, entonces tal como dijo Elizabeth KublerRoss: “la muerte solo existe para los demás”, porque el que muere, no se entera, solo se da cuenta de que sigue vivo. Solo los que ya no le ven piensan que no está.
Entonces no solo tomemos o usemos los florales, amemos la vida e integremos a aquellos que no están en nuestra vida. Honremos a nuestros ancestros, así también nos honraran a nosotros cuando hayamos partido, y de esa forma seguiremos siendo parte de este mundo.
En ciertas ocasiones para acompañar duelos muy dolorosos recomendamos observar la película brasilera "Nosso Lar" o profundizar en lecturas sobre Tanatología, O el libro "Del cuerpo al espíritu un camino de sanación" autor Dr. Rogelo D'Ovidio Editorial Devas, libros que explican estos procesos.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal