Caderas - Esencias florales nuevo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Caderas

Fórmulas
 
Cuando hay problemas en las caderas y relacionados a “cuando alguien quiere que las cosas salgan o sean como ellos quieren”. Algunas personas reconocen cuando, hay este tipo de dolores, tener algún grado de autoritarismo.
 
Otras no reconocen esto, ya que esta instancia es muy difícil de aceptar. Para usar esta fórmula, no es necesario aceptar esta condición. Solo basta que te duela la cadera izquierda. En otras situaciones suele darse que la persona le duele la cadera derecha, y la misma está relacionada con el sometimiento, con la condescendencia, con el dejar que ocurran las cosas sin el propio consentimiento, y perdida del propio poder personal.
 
Los conflictos que se reflejan aquí, no están resueltos, y he allí que se depositan en esta articulación en forma de tensión primero, luego dolor y después afección física de la misma con posibilidad de inmovilidad. Esto quiere decir que puedo ser autoritario, pero nadie me obedece, y he ahí lo esencial de este conflicto.
 
En gral los dolores de cadera son altamente incómodos e inmovilizantes, ya que ello es lo primero que movemos cuando avanzamos, retrocedemos y vamos para los costados. Representan el poder, la iniciativa y sobre todo la autoridad.
 
Esta fórmula nos brinda un equilibrio entre nuestro poder y nuestra autoridad. Ayuda a darse tiempos de calidad y a aceptar que los demás tienen su tiempo y manera de hacer las cosas.
 
 

 
 
Preguntas para saber si es para usted:
 
¿Tiene dolores de cadera?
 
¿Suele ser autoritario? ¿Suele querer que las cosas se hagan como usted dice o quiere?
 
¿O es de hacer lo que los demás quieren?
 
¿Sufre algún tipo de sometimiento, (laboral, familiar, carácter)?
 
 

Cuando sale en un test intuitivo: Suelen elegirla cuando hay problemas en las caderas y relacionados a “cuando alguien quiere que las cosas salgan o sean como ellos quieren”. Algunas personas reconocen cuando, hay este tipo de dolores, tener algún grado de autoritarismo. Otras no reconocen grado de autoritarismo alguno, ya que esta instancia es muy difícil de aceptar. Para usar esta fórmula, no es necesario aceptar esta condición. Solo basta que te duela la cadera izquierda. En otras situaciones suele darse que la persona le duele la cadera derecha, y la misma está relacionada con el sometimiento, con el dejar que ocurran las cosas sin el propio consentimiento, y perdida del propio poder personal.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal