Autoestima/ autorespeto - Esencias florales nuevo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Autoestima/ autorespeto

Fórmulas
 
 
Cuando uno se estima, se respeta a sí mismo, no deja que los demás, ni la vida, ni sus representantes, nos traten mal.    A veces para vivir mejor, solo hace falta quererse un poco más.
 
   Cuando nos sentimos merecedores de una mejor vida, recién allí nuestra historia mejora y nos aproximamos a lo que realmente y en el corazón necesitamos.     
 
Esta fórmula de autoestima trabaja esto, recuperando el auto respeto, el amor hacia sí mismo (bien entendido, por supuesto) y de esta forma expandiéndolo hacia los demás.
 
  Esto tiene muchas formas de expresión, por ejemplo, cuando nos vemos feos, gordos, no deseables, cuando no nos creemos merecedores de esto o aquello, cuando nos desvalorizamos incluso antes de que nos desvalorice el otro.
 
Cuando vamos a perder….
 
Recordemos que es difícil que los demás nos “miren bien”, si no lo hacemos hacia nosotros mismos.
 
Aceptación sin resignación seria lo correcto y justo.
 
Reconocer que soy lo mejor que puedo ser en este momento, y armar desde ahí nuestra estrategia.
 
Nada positivo podemos lograr desde un lugar inexistente.
 
Lo mejor es aceptar lo que somos, como somos y como estamos, en el sentido que nos importe. Y desde ahí plantearnos cambios.
 
En general la mejor manera es de a poco y de a uno. Un cambio a la vez, un paso a la vez.
 
Si hoy lo doy, mañana tengo la posibilidad de dar el siguiente.
 
Si hoy no doy ese paso, el mismo que tendría que dar hoy, lo doy mañana. Pérdida de tiempo. Y el tiempo pasa igual. La diferencia está en cómo nos encuentra el paso del tiempo más adelante. ¿Nos superamos, o estamos en el mismo lugar que antes?
 
El tiempo pasa, y cuando nos encontramos en un futuro no muy lejano, suele uno mirar hacia atrás, y decirse a si mismo, “si hubiera hecho esto en aquel momento”, “si hubiera comenzado a estudiar, ya estaría recibido, o en tal o cual año”. El tiempo pasa igual, lo que cambia es como él nos encuentra en ese momento que ya pasó. Pero la oportunidad de seguir avanzando se presenta muchas veces más, porque el tiempo sigue avanzando. Y si cuando me dije a mi mismo, “que lastima que no seguí estudiando…”, allí hubiera empezado, cuando pasen otros tres años más, puedo encontrarme de nuevo en la misma posición, en la misma situación al respecto, pero habiendo dejado pasar de nuevo otra oportunidad.
 
No sé si hay terceras veces, después de ello, uno ya no quiere mirar más hacia atrás.
 
El primer paso para mejorar esto, es generar autoestima.
 
Y la misma nos dice que nos merecemos “lo que sea” mejor.
 
Esta fórmula nos ayuda a generar ambientes internos y externos de auto respeto y autoestima.
 
  Ideal para esbozar un canto de libertad ante aquello que nos oprime y nos coarta en la vida, sea lo que sea.
 
 

Cuando sale en un test intuitivo: en nuestra experiencia les sale a personas que han sido maltratadas de distintas maneras, generando esto una minusvalía emocional. Puede ser de chico o de adulto. En el caso de ser niño, hay una indefensión de por medio, y hay mucho para sanar allí. En el caso de los adultos, siendo esto producido de grande, es más fácil para cambiar, si ello no tiene una base en la infancia.
 
Cuando usan esta fórmula suelen obtener confianza en si mismo, recuperan el poder personal, y en base a esto ponen límites ante el maltrato. Ellos no dejan que esto ocurra.
 
El mayor cambio lo ven alrededor en el trato de los demás hacia ellos. Porque como decíamos antes: “quien se quiere a bien, no permite que se lo maltrate”.
 
Si esta fórmula se usa de niño, cuando recién comienza la experiencia de una autoestima baja, acorta muchos problemas en el futuro.
 
Es una fórmula que se suele tener que tomar durante mucho tiempo en la mayoría de los casos, dado que suele tener orígenes en las raíces más profundas de la persona.
 
 

 
 
Recomendamos al usar este floral hacer talleres de autoestima y de recuperación de la valía personal.
 

Frase aconsejada: “me merezco …. (ser feliz, que me quieran, querer, un buen trabajo, etc.)” y comer con ella, caminar con ella, ducharse con ella (con la frase).
 

Preguntas para saber si es para usted:
 
¿Suele sentirse ofendido con mucha frecuencia?
 
¿Lo critican y su estima baja inmediatamente?
 
¿Suele pasar desapercibido y se suelen olvidar de su nombre cuando lo ven? ¿Siente que los de su entorno no lo aprecian ni valoran?
 
¿Se siente humillado o maltratado con frecuencia?
 
¿Cree que le falta más confianza en sí mismo y seguridad personal?
Regreso al contenido | Regreso al menu principal