Agua de tormenta - Esencias florales nuevo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Agua de tormenta

Florales > Set de 100 > A-B
 
Aclaraciones: no es una esencia floral, sino de la combinación de elementos naturales
 
Positivo:   Control – contención – calma – serenidad
 
 
Negativo: Descontrol –miedo tipo pánico- violencia – desprotección - represión
 
Resumen: Si bien no es una flor, tiene muy buenos efectos. Refleja el estado floral de aquellas personas que guardan mucho, y que de pronto revientan. Generan un ambiente de mucha tensión, de silencio, y de pronto, el trueno, el relámpago. Sufren hasta que la tensión es insoportable, y luego llueve, se descargan. Y todo se calma nuevamente. Representa un estado de represión y también de expresión. Me callo hasta que reviento.
 
Es Catártica, limpiadora y purificadora.  Otorga mucha calma para sobrellevar situaciones tempestuosas.  Ayuda a la contención, Da fuerza para encarar. Para cuando quedan cosas pendientes y no se exteriorizan, se reprimen y no verbalizan, sin dialogar y sólo son una expresión de furia contenida.  Es tal la imposibilidad de expresión, que al final estalla en un incontenible grito o expresión de violencia.
Observaciones importantes: hay que tener en cuenta que las esencias catárticas como esta, tienen dos niveles de acción, uno inmediato y otro a largo alcance, el inmediato permite la desinhibición de lo reprimido y lo mediato la calma después de la tormenta. Por lo cual conviene avisar a la persona a la cual se da de los efectos, limpia la represión “destapándola” y que al seguir tomando después de la explosión, se produce la calma. (En estos casos “Se recomienda contener al consultante”).
 
Cuando la persona ya viene en el estado explosivo, si comienza con esta esencia, se produce directamente la calma.
Frase transformadora:    “Detrás de la tormenta siempre viene la calma”
Cuando se da en un test intuitivo: es muy posible que usted este guardando demasiado, durante mucho tiempo, y después largue todo de golpe y no de la mejor manera. Recuerde que por esto siempre pagan los platos rotos los seres cercanos y queridos, ya que con ellos uno siempre siente que “tiene permiso” para descargarse.
 
O también puede darse que se esté destruyendo a sí mismo por guardar demasiado, y no exteriorizar lo que le pasa.
 

Lo ideal en ambos casos es contar “en cuotas”, sacar en cuotas para no llegar al punto de destruirlo todo cuando exteriorizan lo que les pasa.


ver mas en el libro de "Consultoria Floral Misionera"

Regreso al contenido | Regreso al menu principal